"La auténtica felicidad, la libertad de sentir"

"La auténtica felicidad, la libertad de sentir"

Diario -Miro a mi alrededor...-

No sé si un día puede ser un gran día, cuando terminas tu día de clase parece que has perdido parte de tu vida y la has dado por completo a aprender. Tampoco sé si son tiempos buenos los que vivimos, y lo único de lo que estoy segura es de que vivo. Sé que vivo. Y me di cuenta de que lo hago porque las cosas me duelen, pero no conlleva un dolor de raíz, es un dolor inhumano, transparente. Si pones atención a mis ojos creo, que uno de los dos habla, siente y a veces grita. Te preguntarás por qué lo sé, lo sé porque hablan desde hoy, que ya no quiero quedarme callada, no quiero ser la que se pasea como si nada hubiese pasado a mi alrededor. Unos maniáticos del estudio, que entregan sus vidas por completo a ello. No viven. Aunque ellos piensan que sí. Y escucho: "dentro de un par de años, estaré trabajando." "mi padre tiene una empresa, y cuando termine de estudiar quizá trabaje con él" esas, son voces de optimismo. Sin embargo en mi subconsciente escucho: "no hay trabajo, no podrás trabajar" "escoge una carrera que te lleve lejos" "escoge algo para tu futuro" esas, son voces inhumanas, personas que creen que han tenido vida, y que creen haberla tenido alguna vez. Y me doy cuenta de que mi pasión es escribir y de que las cosas que pienso son muy diferentes a las que pensaba cuando tenía 14 años. Les diré algo, aquellas personas que no puedan hacer algo, te dirán que tu tampoco puedes, pero, si te sirve de consejo, ¿de qué vale a veces escuchar? lo único que lograrás es que crees en ti una inmensa confusión que separe lo ambiguo de la realidad. Escúchate a ti mismo y piensa lo que es mejor para ti, y no sólo para ti, sino para tus sueños.
"Veo mucho potencial, pero está desperdiciado. Toda una generación trabajando en gasolineras, sirviendo mesas, o siendo esclavos oficinistas. La publicidad nos hace desear coches y ropas, tenemos empleos que odiamos para comprar mierda que no necesitamos. Somos los hijos malditos de la historia, desarraigados y sin objetivos. No hemos sufrido una gran guerra, ni una depresión. Nuestra guerra es la guerra espiritual, nuestra gran depresión es nuestra vida. Crecimos con la televisión que nos hizo creer que algún día seriamos millonarios, dioses del cine o estrellas del rock, pero no lo seremos y poco a poco lo entendemos y eso hace que estemos, muy, muy cabreados." 
No te creas una realidad que no existe. No pienses negativo. Tampoco seas demasiado optimista, no vaya a ser que te decepcione tu autoestima. Date una tregua de vez en cuando. Creo que me he dado demasiadas, y que de sueños he vivido y por lo tanto los seguiré teniendo.

6 comentarios:

Bruno dijo...

Me ha encantado, sobre todo lo de tu ojo que ha pensado a sentir y que te sabes viva. Respecto al futuro, ¿conoces este poema Goytisolo?

http://www.youtube.com/watch?v=CvwHY6zNkYY

Ylenia dijo...

Anda, no lo conocía, pero me ha encantado. Creo que tiene ese tono de esperanza de no quedarse quieto para conseguir lo que quieres, porque nadie te va a dar nada. Muchas gracias!!

Poesenthya Cocco dijo...

Lo cierto es que tienes mucha razón. y justamente porque estamos muy, muy cabreados es hora de actuar. De apagar la tele, ponerse unas zapatillas y salir a comerse el mundo, y no precisamente de la manera que los políticos y los grandes empresarios quisieran. Hay que revolucionarse, hay que cambiar el mundo, volverlo más... humano. Sí, ahora es el momento perfecto de hacerlo.

Ray Martolli dijo...

Gran entrada Ylenia, me ha gustado mucho la parte de "tengo 14 años y me encanta escribir, es mi pasión" me has recordado a mí, cuando tenía esa edad, hacía poesía, la única cosa que me despejaba de la mierda de sociedad actual. Tu entrada es un grito critico a la constante e inevitable monotonía de algunos seres que piensan aún que lo tienen todo solucionado. Mientras nosotros los escritores seguimos luchando por un mundo mejor. Nosotros somos los autenticos gladiores de estos tiempos.
Sigue escribieno así, me gusta mucho tu prosa, aparte gracias por tu comentario en mi blog, me alegra de que te guste, un beso y hasta la próxima entrada ;)!

Ylenia dijo...

Nadie hará nada más que el grito de un joven reivindicándose contra todo pronóstico. Es hora de dar un giro de 160º y darnos esperanzas a nosotros mismos.

Ylenia dijo...

La verdad es que la sociedad actual se esfuerza en ver a los pequeños "artistas" porque el artista no es el único que pinta cuadros o que sabe cantar... Creo que las personas que encontramos un pequeño sueño en escribir se nos debería valorar ese pequeño arte. Cruel sociedad que hace que otros no se den cuenta de el gran sueño que perseguimos y que sin algún día hay esperanza podamos llegar lejos, no?

Publicar un comentario