"La auténtica felicidad, la libertad de sentir"

"La auténtica felicidad, la libertad de sentir"

No vuelo en círculos cerrados.


Lo siento pero las cosas no funcionan de esa manera, no se trata de inseguridades ni problemas, o rencores y orgullos, se tratan de personas que sienten, que viven, que sueñan, se merecen un respeto, una gota de confianza y amor. No podemos vivir poniéndonos los unos a los otros a prueba todo el tiempo, un día ese reto, puede que sea demasiado grande para nosotros, no se puede vivir de esa manera. 
Tratar de comenzar una etapa nueva de nuestra vida sinifica dejar atrás momentos que nunca has decidido olvidar...

Los seres humanos somos personas racionales, podemos tropezar 100 veces con la misma piedra, pero somos capaces de retroceder, darnos cuenta del error, e intentar que el batacazo sea menor la próxima vez... Si no lo intentas no ganas, si no luchas cedes. A mi no me criaron con una mente perdedora, me enseñaron a que había millones de capítulos envelezados de pura poesía, antes de llegar al desenlace final, y que había libros, en los que te enseñaban, que los finales tristes nunca fueron buenos, y que es mejor decir continuará. Y por supuesto, nunca dejar los sueños atrás, porque por mucho que cuesten, ese es el precio que tiene la felicidad. 


El corazón es el órgano más frágil que podemos encontrar.

1 comentario:

mayra alejandra roa martinez dijo...

Muy bonito lo que has escrito. Espero que tengas un feliz año, y cargado de cosas buenas.

Publicar un comentario